jueves, 13 de marzo de 2014

6 recomendaciones para jóvenes que estén pensando en su jubilación

ahorrar pronto, asesorarse y anticipar los gastos, claves para la jubilación


tienes menos de 40 años y estás cansado de oír hablar de la importancia de ahorrar para la jubilación, pero no tienes ni idea de por dónde empezar.  desde el instituto bbva de pensiones ofrecen las seis claves para dar este paso con la mayor seguridad posible:

1.- lo primero es darse cuenta de que hay que empezar cuanto antes si queremos llegar a la jubilación con un cierto colchón.  en este sentido, si nos quitamos de un importe pequeño como son 50 pesos al mes, al final eso puede suponer un gran empujón cuando “colguemos las botas”. de este modo si nos decantamos por un producto financiero que ofrezca una rentabilidad del 3%, y empezamos a ahorrar 50 pesos  al mes desde los 30 años, contaremos a los 65 años con un fondo cercano a los 150 millones (entre plan privado y seguridad social)

de hecho se considera que la edad idónea para empezar a ahorrar para la jubilación son los 33 años

2.- establecer un plan de ahorro mensual. el mínimo por el que se empieza debería ser de entre 30 a 50 pesos al mes, e incrementar las aportaciones a un ritmo aproximado del 2%. conviene anticipar los gastos previstos tanto a corto como a medio plazo, como la compra de un vehículo nuevo o  una casa. en este sentido puede ser un problema meterse en un plan de pensiones y no poder acceder a ese dinero en un momento determinado, o tener que romper la hucha antes de tiempo.  la idea es que el ahorro sea progresivo para evitar ahogarnos con imprevistos

3.- consultar con tu empresa. muchas empresas disponen de un plan de pensiones para sus empleados a comisiones que, por lo general, son más suculentas que las de las propias entidades

4.- asesoramiento de profesionales. esto es una máxima ya no solo para la jubilación sino para cualquiera que esté pensando en invertir en un depósito, bolsa o cualquier producto financiero. la moda de los comparadores y los simuladores de ahorro son buenas herramientas para tener más información de un producto financiero

5.- elegir el producto más adecuado a nuestras necesidades y nuestro perfil. ahí es donde el profesional debe orientarnos. hay inversores conservadores, arriesgados, solteros, casados…y productos para todo tipo de inversor. eso sí, en términos generales, todos deben tener en cuenta básicos como son la fiscalidad del producto que contratan, la rentabilidad o los gatos y comisiones

6.- revisar anualmente el plan de ahorro. los planes para la jubilación suelen ser a largo plazo con lo que hay que prestar atención a la rentabilidad total del producto, estar atento para reinvertir las plusvalías que genere (si fuera el caso) y optar por planes más conservadores conforme nos aproximemos a la edad de jubilación para reducir riesgos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada