jueves, 23 de febrero de 2012

La Bolsa de Valores de Colombia (BVC)









http://www.imcb.info/uploads/articulos/13165402032012.jpg

La Bolsa de Colombia baja 0,03 % y cierra en 14.566,05 unidades

21:57h | lainformacion.com

La Bolsa de Valores de Colombia (BVC) bajó hoy un 0,03 % en su índice general (IGBC), que cerró en 14.566,05 unidades.

Bogotá, 22 feb.- La Bolsa de Valores de Colombia (BVC) bajó hoy un 0,03 % en su índice general (IGBC), que cerró en 14.566,05 unidades.

En la jornada se negociaron títulos por 273.684,25 millones de pesos (153,96 millones de dólares) en 4.616 operaciones.

Las acciones con el mayor volumen de negociación fueron las de Ecopetrol, con una variación positiva del 0,71 %.

CNEC alcanzó el ascenso más importante de la sesión (+7,23 por ciento), seguida de PMGC (+4,91 por ciento) y Coltejer (+4,00 por ciento).

Mientras, los títulos con los descensos más destacados fueron los de Colinvers (-5,42 por ciento), Valorem (-4,95 por ciento) y Enka (-3,43 por ciento).

En lo que va de 2012, el índice IGBC acumula una variación positiva del 8,38 por ciento.

(Agencia EFE)

http://noticias.lainformacion.com/economia-negocios-y-finanzas/valores/la-bolsa-de-colombia-baja-0-03-y-cierra-en-14-566-05-unidades_z7ObClufOf6S8d2DHcYPZ4/



Invertir en futuros de petróleo ya es una realidad


http://www.igdigital.com/2012/03/invertir-en-futuros-de-petroleo-ya-es-una-realidad/

El monto mínimo de inversión requerida es de US$ 1.000 y servirá para comprar diez contratos (por cada uno se necesita una garantía de US$ 100). Desde Rofex, el objetivo es crear un mercado de futuros que atraiga al inversor individual. Hoy, además del petróleo, se cuentan operaciones con futuros para el euro, el dólar, la soja, el trigo, el maíz y el oro. El nuevo contrato, tal como el del metal amarillo, no tiene entrega física del producto.-Mariano Gorodisch

Si usted está empezando a transitar el mundo de las inversiones y por ahora cuenta con sólo US$ 1.000 en el bolsillo, se ha abierto una nueva ventana: la compra de futuros de petróleo. La operatoria, una vez más, corrió por cuenta del mercado de futuros de Rosario, Rofex. A través de una nueva plataforma de negociación electrónica DMA (Acceso Directo al Mercado, en inglés), el ahorrista podrá enviar las órdenes de compra y de venta directamente desde su computadora, sin necesidad de contar con un intermediario. Y permite la compra de hasta diez contratos, ya que por cada uno se necesita una garantía de US$ 100.

Al igual que con el contrato de futuro de oro, esta operatoria no tiene entrega física del producto y su liquidación se realiza entregando o recibiendo, según corresponda, dinero en efectivo que cubra la diferencia entre el precio original y el precio de ajuste final.

El activo subyacente es Petróleo Crudo WTI (Light Sweet Crude Oil), por lo que el contrato derivado varía de acuerdo a lo que sucede con el petróleo WTI. La industria petrolera clasifica el petróleo crudo según su lugar de origen, por ejemplo West Texas Intermediate (WTI) o Brent y también en base a su densidad o gravedad. Es por ello que los futuros y opciones WTI predominan en las listas de las distintas bolsas del mundo.

Pero el contrato más negociado en el mundo, el de mil barriles, limita la participación de los minoristas. ¿El Mini? 500. La diferencia no es mucha.

“En Rofex listamos un contrato que podríamos llamar ‘Micro’ que permite el acceso tanto a los inversores más pequeños que pueden negociar diez barriles como a los más grandes a través del renglón ‘Todo o Nada’ de la plataforma de negociación de ROFEX, donde el mínimo es de cien contratos”, explica Javier Marcus, Gerente de Desarrollo de la entidad, que ya ha operado por más de 20 mil barriles de petróleo.

Aunque la Comisión Nacional de Valores aprobó que el contrato pueda ser listado todos los meses del año, por el momento el directorio de Rofex mantienen su decisión inicial de listar sólo en los meses de mayo y noviembre, que es cuando se permitirá cobrar los retornos. Si bien hay meses con mayor liquidez que otros, en el trading internacional no hay grandes diferencias que justifiquen esta decisión. “La alternativa de listar sólo algunas posiciones, que ya aplicamos en los contratos de futuros y opciones de oro, se tomó para concentrar la liquidez. Una vez que estas posiciones estén consolidadas, si los usuarios lo solicitan se podrán listar otros meses”, señala Marcus.

Para los contratos que continuarán abiertos hasta el final del último día de negociación, no es necesario que quien vendió entregue el producto ni que quien lo compró lo reciba. Estos contratos abiertos se liquidarán entregando o recibiendo, según corresponda, dinero en efectivo que cubra la diferencia entre el precio original del contrato y el precio de ajuste final.

A nivel global, además del contrato New York Mercantile Exchange-Chicago Mercantile Exchange, que se liquida mediante la entrega física del producto, existen otros contratos con liquidación financiera (cash-settlement). El segundo contrato más operado en el mundo sobre WTI es el contrato de IntercontinentalExchange (ICE).

Los restantes contratos de futuros de petróleo con alta liquidez tienen, en su mayoría, liquidación financiera. Entre estos contratos se destacan el Tocom Crude Oil (Tocom Tokio), Oman Crude Oil Financial (Dubai Mercantile Exchange) y JSE-NYMEX West WTI (JSE Securities Exchange). En Rofex eligen la liquidación financiera para ampliar el alcance del producto y obviar los costos generados por la entrega física. Vale recordar que, como sucede con los demás productos derivados, la proporción de contratos que llegan abiertos al vencimiento –cuando existe la posibilidad de entrega- es muy baja.

En dólares

El contrato de petróleo no sólo se denomina, sino que también se cotiza, negocia, registra, ajusta y compensa en dólares estadounidenses. Esta característica termina de asemejar la negociación local con la negociación internacional brindando cobertura de tipo de cambio.

“Dada la posibilidad de arbitraje con los mercados internacionales, este producto goza de una liquidez instantánea. Vemos que el bid-ask spread (diferencia entre precio comprador y vendedor) se ubica por debajo de los 40 centavos, un valor muy pequeño para el mercado argentino”, afirma Marcus.

Estos contratos pueden utilizarse para arbitrajes con mercados externos, cobertura de precio/producto, cobertura de tipo de cambio/producto, inversión especulación, depósitos a plazo fijo de renta variable, lanzamiento de opciones contra acciones relacionadas y muchas otras estrategias más. A modo de ejemplo, mostramos la más simple de las alternativas:

Supongamos que un inversor considera un escenario alcista para el precio del petróleo. Consideremos que el petróleo WTI efectivamente aumenta, en 30 días, de 100 a 105 dólares por barril (contrato de Rofex). El inversor dispone de un capital de US$ 10 mil dólares.

Compra futuros de Petróleo. Su capital le hubiera permitido adquirir 100 contratos (margen de US$ 100 por contrato), el equivalente a 1000 barriles; y el resultado sería:

{(105-100) x 100 x 10} / 10.000 = 50% efectiva

50% x 365/30 = 608% nominal anual

El ejercicio anterior muestra una tasa atractiva generada por un resultado positivo con un apalancamiento de diez veces que juega para ambos lados. Este tipo de inversiones conllevan mucho riesgo, por eso los agentes de Rofex brindan información relevante a los clientes para realizar estrategias que se adecúen a sus preferencias por riesgo y su nivel de conocimiento del mercado.

Cómo participar

Sergio de Ilzarbe, asesor financiero de InvertirOnline, explica que para participar se debe abrir una cuenta comitente en Rofex y depositar el margen correspondiente a la cantidad de contratos que se quiere operar. “Una fuerte contra que se le achaca a los contratos de futuros es decir que es demasiado arriesgado, que es sólo una timba. No hay nada más lejano a la realidad. Timba es azar, es decir, no hay análisis que hacer más que una distribución de probabilidad. En el caso más simple, de tirar la moneda: 50%”.

En el caso de los futuros, operar con buenos resultados implica un análisis previo del operador, sea técnico o fundamental. O ambos, sobre el precio del subyacente y en base al mismo se debe determinar si se toma una posición compradora o vendedora.

Al poder operar sólo depositando el margen por una cantidad de dinero mucho mayor al mismo se opera apalancado, en los ejemplos siguientes se supone un precio inicial de 90 para el barril y una variación de precio.

Si observamos este primer ejemplo, una variación del precio de 0,11% implica una variación de 1% en el precio del subyacente.

“Al solo depositar US$ 100 y poder operar por US$ 900 tengo una palanca de 900%. Es decir, opero por nueve veces el monto que tengo, gano por nueve veces el monto que tengo, pero también pierdo por nueve veces. El análisis es el mismo que en el caso de subyacente, pero si es correcto voy a ganar más dinero. El porcentaje sobre el margen se magnifica”, precisa De Ilzarbe.

A continuación vemos ejemplos de fuertes variaciones al alza y a la baja. Lo importante de puntualizar acá es que llevan la misma mecánica donde lo que gana la posición vendedora es exactamente igual que lo que pierde la compradora y viceversa para un movimiento de precios.

Es decir, si el precio sube, el comprador gana lo que el vendedor pierde (el clearinghouse le quita dinero de la cuenta al vendedor y lo coloca en la cuenta del comprador al cierre de cada día) y viceversa. El mercado de futuros es un juego de suma cero donde no se crea dinero y las ganancias de uno son pérdidas de otro.

Es importante aclarar que estos ejemplos son muy simples, donde una variación de precio en el subyacente se traduce linealmente en precio del futuro. Esto no es del todo cierto, dado que hay una parte del precio de un futuro que tiene que ver con la volatilidad del activo. Además, un activo muy volátil transmite sus shocks a precios del futuro mucho más que un activo menos volátil y los precios de los futuros de activos más volátiles son mayores (así como los márgenes requeridos).

A juicio de De Ilzarbe, “está claro que quien invierte en estos contratos tiene un nivel de tolerancia al riesgo (capacidad de soportar pérdidas en pos de una ganancia esperada mucho mayor) y un nivel de conocimiento relativamente mayor a la media. De todos modos, esto no quiere decir que cualquier persona con interés, tiempo y ganas no pueda ir lentamente metiéndose en esta operatoria que es realmente muy interesante”.

El nuevo contrato de ROFEX ofrece la posibilidad de:

• Cobertura de precio para los activos financieros domésticos relacionados al petróleo. Por ejemplo, quien tiene acciones de Petrobras o Tenaris puede cubrirse del componente precio.

• Cobertura de precio a los participantes del mercado (productores de crudo, refinerías, distribuidores, demandantes de crudo u otros). El productor podrá vender futuros o comprar opciones put, los refinadores fijar el crack spread con una pata local y los demandantes tendrán la posibilidad de comprar futuros u opciones call.

• Acceso del inversor individual a un producto financiero de gran liquidez a nivel global, con una importante posibilidad de apalancamiento ante expectativas del precio del petróleo.

• Invertir en petróleo mediante un activo financiero negociado, compensado y liquidado en dólares en la plaza local.

¿Cómo es la operatoria?

El contrato de futuro es un acuerdo para comprar o vender un activo en un determinado a un precio prefijado. En el caso de los futuros de petróleo el tamaño de cada contrato es de 10 barriles. El precio del contrato estará regido por la cotización del petróleo en el mercado de Estados Unidos (WTI), uno de los principales mercados de petróleo del mundo. La moneda de negociación es dólares estadounidenses.

¿Cuáles son sus ventajas?

El desarrollo de este mercado brinda acceso de forma indirecta a cualquier inversor a un activo al cual hasta ahora solo se podía acceder a través de la compra de acciones vinculadas al sector petrolero o de ETFs. El petróleo futuro permite al inversor:

Diversificar carteras de inversión.

Posibilidad de apalancamiento ante expectativas del precio del petróleo.

Invertir en forma directa en petróleo crudo mediante un derivado financiero.

Ejemplo de Negocio

Comprando 100 contratos de petróleo futuro con vencimiento noviembre 2011 a un precio de US$ 100.

Si a noviembre 2011 el precio del petróleo (WTI) se ubica en US$ 105 entonces se cobran US$ 5 por barril (105 – 100) multiplicado por 100 contratos (de 10 barriles cada uno), obteniendo un resultado positivo de US$ 5000.

Si a noviembre 2011 el precio del petróleo (WTI) se ubica en US$ 95 entonces se pagan US$ 5 por barril (95 – 100) multiplicado por 100 contratos (de 10 barriles cada uno), obteniendo un resultado negativo de US$ 5000.

Para comprar contratos de petróleo futuro se debe desembolsar aproximadamente un 20% del total por el cual se está operando. Es decir, se puede tomar una posición en futuros alrededor de cinco veces superior al monto que se invierte. Los contratos se liquidarán entregando o recibiendo dinero en efectivo, en ningún caso hay entrega física del petróleo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada