miércoles, 14 de marzo de 2012

Seguridad social

Competitividad Regional

26 noviembre, 2011

IBG y Seguridad Social: cambiando los códigos

Tags: , , , ,

Por: Daniela Estrada

¿Qué determina el valor que las personas le dan a la seguridad social? Es probable que la percepción subjetiva que se tenga de ella varíe con la edad,la etapa del ciclo vida, el estado civil, la ocupación, la cultura, entre otras. El hecho es que a partir de la ley 100 de 1993 se creó este sistema para “garantizar los derechos irrenunciables de la persona y la comunidad, para obtener la calidad de vida acorde con la dignidad humana mediante la protección de las contingencias que la afecten.”[1].

La realidad colombiana refleja quese está lejos de lograrse la universalidad que propone el sistema, y si bien es importante averiguar y analizar el porqué sucede esto, este artículo propone la integración de los trabajadores informales al sistema de seguridad socialpor medio de una cuota diaria parecido a la forma en que Iván Botero Gómez (IBG) le financia a los colombianos la compra de electrodomésticos y otros artículos para el hogar.

Esta idea se vio reforzada después de leer un texto sobre comportamiento del consumidor donde se exponía que las personas expresan o interpretan los significados de los conceptos por medio de códigos y estos a su vez afectan la forma en que las personas utilizan los mismos, ya sea en relaciones sociales, el lenguaje, el espacio físico, el dinero, entre otras. De tal forma que los individuos pueden tener diferentes códigos en relación a la relevancia temporal que le otorgan a la seguridad social y eso afecta la actitud que tienen hacia la misma; lo anterior me hacecreer que hay informales que sí tienen la capacidad para pagar una cuota menor pero que no están dispuestos a pagarla por la percepción que tienen de ésta. Luego la clasificación queme pareció indicada para entender la concepción del tiempo fue la referida a las clases sociales, la cualse divide en códigos restringidos y elaborados. Los primerosdominan en los estratos bajos y “se centra en el presente, se posee sólo una idea general del futuro”[2], mientras que los segundos “se centran en relaciones operativas presentes y en las recompensas futuras”[3].

La propuesta de la cuota diaria sería una forma como el sistema se podría adaptar al 50.8%[4] de los ocupados con un empleo informal, en vez de intentar que ellos se adapten al sistema. Ya que es posible que ellos le den más valor a gastar su ingreso en otros productos que le ofrecen una satisfacción inmediata que a destinarlo a un sistema de seguridad social que les ofrece beneficios a largo plazo.

Considero que la idea de la cuota diaria podría ayudar a que los trabajadores informales dejen de percibir el pago de la seguridad social como un ingreso inmediato y significativo al que están renunciando, a que piensen que están comprando algo en cuotas pequeñas y asequibles que pueden aprovechar. Con el tiempo y si la medida se acompaña con campañas de concientización y educación se podría empezar a construir un código más complejo que incluya el valor a largo plazo que éste le puede otorgar a su vida puesto que los significados de los códigos no están fijos, pueden ser modificados y transformados, el valor de algo es un atributo relativo.

La cuota diaria se depositaría en una “alcancía”que tendrían en sus casas, ésta aceptaría billetes y monedas, y podría contar la cantidad de dinero que ha insertado la persona para que ésta sepa si cumplió con la cuota de ese día. La persona llevaría la alcancía a unas oficinas especializadas del Ministerio de Protección Social cada quince días porque sería engorroso esperar que las personas vayan todos los días ya que eso implicaría un costo en términos de tiempo y transporte.

En síntesis,la idea es desafiar las medidas convencionales, replantar y explorar elementos diferentes, emplear equipos interdisciplinarios que generen medidas innovadores y que integren elementos de otras ciencias como el mercadeo o sociología. La cuota diaria es sólo una alternativa más que busca cambiar las percepciones y actitudes que tienen los informales hacia el pago de la seguridad social puesto que contar con salud, ARP y pensión es algo necesario para las personas. Considero que eso se podrá lograr entendiendo quiénes son, qué es importante para ellos, qué alternativas tienen, son o no conscientes de las alternativas que tienen y del valor que les pueden dar a su vida, más allá de tratarlos como cifras y porcentajes.


[1] Ley 100 de 1993. http://www.colombia.com/actualidad/images/2008/leyes/ley100.pdf

[2]SOLOMON, Michael R (2008). Comportamiento del Consumidor. Pearson Prentice Hall. P.469

[3] IBID

[4]DANE.Boletín de Prensa para el trimestre julio-septiembre de 2011. http://www.dane.gov.co/files/investigaciones/boletines/ech/ech_informalidad/bolet_ech_informalidad_jul_sep2011.pdf



http://www.icesi.edu.co/blogs/polis/2011/11/26/ibg-y-seguridad-social-cambiando-los-codigos/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada