lunes, 5 de marzo de 2012

Mar. 05 2012 | Original CARACOL Las quejas del Seguro Social

Una de las quejas más frecuentes de los usuarios del Seguro Social es porque las mesadas son muy bajas con relación a los dineros cotizados a lo largo de la vida laboral.

Es el caso de José Fernando González, quien al retirarse con la edad para acceder al beneficio de la pensión devengaba un millón ochocientos mil pesos y tenia derecho al pago pensional de un millon trescientos mil pesos. Sin embargo hoy, un año despues de su jubilaión, apeñas 800 mil pesos mensuales.

Aunque un juez le dio la razón y ordenó el reconocimiento de la cifra de ley, el señor González dice que la decisión no ha sido acatada.

Pero este caso no es el único. Abogados y afiliados al sistema de pensión del Seguro Social en Caldas reportaron que están en trámite alrededor de 400 procesos por irregularidades en la liquidación de las pensiones, porque los usuarios consideran que el monto definido por el Seguro no es el que manda la Ley.

El abogado Armando Ramírez indicó que esa es una de las quejas más recurrentes de los peticionarios, lo que ha obligado a adelantar acciones judiciales, en especial de tutela e incidentes de desacato, por el desconocimiento de las normas por parte de los abogados del Seguro Social, quienes hacen las liquidaciones desconociendo la normativida existente.

Según abogados consultados por Caracol Radio, la respuesta inicial del Seguro Social a un reclamo en ocasiones tarda hasta seis meses, lo que obliga a los usuarios a acudir ante los jueces para agilizar los procesos.

Esto genera represión de solicitudes. Sólo en Caldas hay actualmente 3.500 solicitudes de reconocimiento de pensión que no han sido contestadas.

La presidente de la sala administrativa del Consejo Seccional de Judicatura, magistrada Maria Eugenia López, indicó que los juzgados se están congestionando por incidentes de desacato, porque la entidad en muchos casos se niega o se retarda en cumplir los fallos de la autoridad jurídica.

En Cartagena un hombre lleva seis años esperando una reliquidación

En Cartagena las quejas de los pensionados del Instituto de los Seguros Sociales continúan a pesar del anuncio del gobierno nacional de cambiar de razón social la administradora de las pensiones del ISS.

En la sede de la entidad llegan a diario usuarios que presentan quejas sobre liquidaciones erróneas o aprobación tardía de pensiones.

Es el caso de Nicanor Espinosa Amaya, de 66 años de edad, quien manifestó: “Estoy muy disgustado con el Seguro, tengo 6 años de estar pensionado, me pensionaron mal, tengo 3 años de estar luchando. Mi caso es que me liquidaron mal y estoy peleando la reliquidación, el incremento pensional con más de 30 años de trabajo”.

El anciano, quien trabajo en el Servicio Seccional de Salud y luego en la alcaldía de Cartagena se mostro incrédulo con el cambio de razón social del Seguro Social para las pensiones, refiriéndose a la entidad como: “Esto para mi es una maquina del Estado, es la maquina del Estado, para mi sigue igual”.

Por su parte, Roberto Contreras, de 63 años de edad, manifestó: “Personalmente no sé si está funcionando la nueva entidad porque a uno no se le informa nada sobre eso, hay mucho desconocimiento. Estoy comenzando mi pensión y antes tuve que hacer varios procesos jurídicos, no entiendo porque se demora tanto. Para negarla es rápido pero para concederla es lento”.

No le pagan porque su cédula aparece en dos fondos de pensiones

Rodrigo de Jesús Ospina Pérez lleva más de 6 años de pleito jurídico con el Seguro Social para que aprueben y paguen su pensión de jubilación.

Según la denuncia, a pesar de haber cotizado más de mil 600 semanas, este derecho le ha sido negado por un error de trámites con el número de la cédula que apareció duplicado.

La demanda por la pensión fue instaurada desde el 11 de enero de 2006, y un año después, en 2007 le respondieron que la pensión la habían devuelto porque nadie la había reclamado.

Sin embargo, don Rodrigo Ospina confirmó que por la duplicación de la cédula apareció en dos fondos de pensiones, en Colfondos y en el Seguro Social, lo cual fue demandado por la segunda entidad.

El Tribunal Superior de Medellín falló en dos instancias a favor del demandante de la pensión, pero el Seguro Social pidió casación, por lo cual será remitido a los altos Tribunales en Bogotá.

Hace tres años quedó inválido y aun no le llega la pensión

Hace 8 años a Hernando de Jesús Mazo Jaramillo, hoy de 58, lo arrolló un vehículo en la Avenida 33 de Medellín. El conductor del vehículo estaba alicorado y, al parecer, no portaba la licencia de conducción.

En el percance, don Hernando Mazo sufrió fractura de la clavícula izquierda y progresivamente perdió la visión por el ojo izquierdo.

Hace 6 años comenzó una batalla jurídica para obtener su pensión por invalidez, pues en ese momento solo tenía 53 años y 909 semanas cotizadas en el Instituto de Seguro Social.

Según Mazo Jaramillo aún no ha recibido la pensión del ISS en espera de una firma de un magistrado en Bogotá.

Desde hace tres años entregó la papelería requerida y obtuvo el puntaje que le reconoce la pensión por invalidez, pero sólo esa firma lo tiene padeciendo más de una necesidad.

Cuenta el señor Mazo que por su condición de incapacidad física no ha podido conseguir otro empleo, pues cuando tuvo el accidente se desempeñaba como conductor de camión de carga.

Ahora, se rebusca el sustento diario como tramitador de diligencias, precisamente en la sede del Seguro Social de Medellín y como colaborador en una oficina de abogados.

Las quejas en Medellín

Los problemas más comunes entre los aspirantes a la pensión en el Seguro Social en Antioquia están relacionados con las demoras, la dilación en todas las oficinas de esa organización, y hasta en los estrados judiciales para que les sea aprobado este derecho.

Los usuarios han detectado las dificultades más frecuentes:

La primera es cuando se acerca a solicitar la historia laboral y encuentran inconsistencias porque las semanas de cotización que aparecen en el sistema no corresponden con la realidad; curiosamente el número de semanas casi siempre es muy reducido.

Para subsanar esa irregularidad someten al usuario a colas y trámites en diferentes subsedes del Seguro Social en Medellín, y le obligan a llenar un formulario que a veces resulta problemático entenderlo.

Esta situación es aprovechada por tramitadores o abogados litigantes que les cobran 10 mil, 15 mil y hasta 20 mil pesos para ayudarles a hacer ese trámite.

Otra dificultad está en la entrega del documento de supervivencia. Se supone que ese trámite desapareció, y las colas para conseguir ese documento son inmensas a veces.

También dicen los usuarios que sienten mucho temor de que ahora, cuando entre en funcionamiento la empresa Colpensiones, y como no están actualizadas las historias laborales, se prevé un caos que seguramente afectará a los usuarios del seguro.

Tampoco a los pensionados les están dando citas precisamente porque a partir del dos de abril entra en funcionamiento Colpensiones, y los usuarios, al parecer, tendrán que esperar hasta entonces.

Eso les significa una virtual parálisis en el Seguro Social.

Las demoras abren espacios a las estafas y los tramitadores

Buscar una pensión del régimen de prima media con el Instituto del Seguro Social, al término de una prolongada vida laboral y con la esperanza de obtenerla en los cuatro meses que informan los avisos de todas las oficinas del organismo estatal, se ha convertido en una quimera para las cientos de personas que diariamente esperan recibir la notificación de su nuevo estatus; jubilado.

Las historias, que son reales dramas van desde ciudadanos que denuncian que les botaron sus semanas, que no aparecen en los registros del Seguro Social, que les cambiaron los nombres, tienen un pico; un hombre lleva tres años intentandose pensionar. Un tramitador le dijo que lo haría en el menor tiempo posible y hace 36 meses no lo ha conseguido.

Según su esposa Aura Rodas de Martínez, su compañero acude a la sede de Bellavista del Seguro Social desde hace tres años, llueva o truene , porque espera que le contesten que sus derechos fueron reconocidos.

Las historias de caleños sin pensión, pero con derechos abarcan también a quienes se pasaron del seguro social a los fondos de pensiones, de quienes tienen una cédula con datos diferentes al registro civil, o las separadas con cédula de casadas, entre otros casos.

A los usuarios de los lugares apartados les toca acudir a abogados

La falta de una sede en Pasto que atienda directamente las solicitudes y trámites de pensiones a quienes cumplieron la edad y tiempo de trabajo para obtener su jubilación, se ha convertido en un verdadero problema.

Los afectados señalan que el centro de decisiones que funcionó en la región fue trasladado hace diez años a la ciudad de Popayán, por lo que deben incurrir en gastos viajando a esta ciudad o incluso a Bogotá para tratar de agilizar el trámite.

La carencia de la sede regional no solo afecta a quienes residen en Pasto sino también a los del resto de municipios del departamento de Nariño, ocasionado la proliferación de tramitadores de pensiones de todo tipo, algunos que si realizan las gestiones y otros que estafan a incautos.

Esta situación se repite en otros departamentos, donde no hay suficientes oficinas del Seguro Social y los usuarios deben desplazarse a otras ciudades para hacer los trámites, o acudir a los abogados para que los ayuden, pero con el consecuente costo que generan esos servicios profesionales.

Usuarios se quejan porque 'se pierden' las semanas cotizadas

Numerosos afiliados al Seguro Social en el departamente del Huila han encontrado graves fallas, cuando piden información sobre el tiempo cotizado para iniciar el trámite de la pensión, segun las denuncias que han hecho ante la propia institución.

Lo más común ocurre cuando el afiliado pide la relación de semana cotizadas y no coincide con los recibos de pago que han hecho las empresas donde ha laborado y, en algunos casos, la institución no les corrige las fallas así se presenten las constancias correspondientes, encontrando dificultades para tramitar la pensión.

Lucía Fierro, es una afiliada que decidió retirarse de un fondo donde había depositado sus recursos de pensión, pero cuando pidió cotejar la información para iniciar el trámite, el seguro social le certificó el tiempo sin tenerle en cuenta más de cuatro
semanas que había laborado y que la empresa donde trabajó le certificó con los correspondientes recibos de pago.

Con esta misma queja hay varias personas que hacen los tramites para acceder a la pensión. Y aunque han pedido al Seguro Social que les corrija la información, en algunos casos aún no han recibido respuesta concreta, razón por la cual tienen hasta el momento enbolatado el trámite.

Excesos de trámites, principal queja en Norte de Santander

Los usuarios del Seguro Social en Norte de Santander frecuentemente se quejan por el exceso de trámites para obtener la pensión.

Don Jesus Morales es una de las tantas personas que no imaginó que obtener el beneficio de la pensión se convertiría en un viacrusis, pues según dice, son múltiples los argumentos que se han esgrimidos para ajustar la ley a su condición de pensionado.

De oficina en oficina deambula para saber si sus semanas de servicio al Estado como funcionario público hoy le sirven de algo para sus reclamaciones.

Como él, son cientos de personas que bajo esta circunstancia estan esperando respuesta de esa vieja institución.

El malestar aumenta teniendo en cuenta que en Cúcuta, donde el Seguro Social tiene 70 empleados, sólo recibe documentos que son enviados a Bucaramanga, donde funciona la parte administrativa que ejerce funciones para el oriente del país, con la consecuente demora en las respuestas a las quejas y peticiones

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada